Últimas Noticias del Celuloide
Inicio » Cartelera » Las sombras tenebrosas de Burton

Las sombras tenebrosas de Burton

Ciento cincuenta millones de dólares son mucho dinero. Cuando una productora pone en tus manos semejante cantidad debe ser porque la fe que tiene en tu talento y rentabilidad es ciega. Esto es lo que ha hecho Warner Bros. Pictures con Tim Burton. El excéntrico director venía con la mediocre “Alicia en el país de las maravillas” como precedente más cercano. Un filme en el que solo se salva la hipnótica estética “burtoniana”. Lo que ocurre es que tal despropósito de obra logró amasar más de un billón de dólares.

Mientras Disney daba todavía palmas con las orejas, los avispados directivos de la Warner se lanzaron de cabeza a recuperar a la gallina de los huevos de oro que ya les había dado más de una alegría con las dos entregas de “Batman” y, más recientemente con “Charlie y la fábrica de chocolate”. Fichar a Burton nunca podría convertirse en un mal negocio: en el improbable caso de no ser económicamente rentable, tener al californiano trabajando para tu estudio siempre aportará una buena dosis de prestigio. Infalible. Démosle lo que pida.

Tim Burton pidió y Warner le dio. La cantidad: la mencionada. El resultado económico: nefasto. Hablar de ciento cincuenta millones de dólares es hablar de un total de entre doscientos y doscientos cincuenta millones, ya que la publicidad supone una importante suma. A estas horas, dando sus últimos coletazos en taquilla ni siquiera alcanza los ciento ochenta millones en todo el mundo.

Pero bueno. No vamos a rasgarnos las vestiduras. Queda el prestigio de la marca “Burton”. ¿En serio? Tengo mis dudas. La realidad es que desde “Big Fish” en el año 2003, Tim Burton no ha logrado ninguna obra tan siquiera reseñable. Ha logrado éxitos económicos, pero nada más.  Año tras año ha ido agotando su contador de prestigio y del respeto como creativo que había logrado con merecimiento con filmes como “Ed Wood” o “Eduardo Manostijeras” no quedan más que migajas.

Ahora es interesante ver lo que va a ocurrir. Burton no es infalible económicamente y “Dark Shadows” es una película vulgar. Los estudios no son ciegos y Tim tampoco: Burton es capaz de mucho más que esto. Nuestras esperanzas están puestas en que nuestro adorado director supere esta enfermedad conocida en el sector como “síndrome Tom Hanks” (ser un brillante artista, pero preocuparte solo por el vil metal). De lo contrario Burton se ganará un puesto de honor junto a Roland Emmerich.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies